Como vender una casa con inquilinos

La caída del precio del mercado en el sector inmobiliario, desmotivó a muchos propietarios en la venta de sus viviendas, optando por la opción de alquilarlas, para así obtener un beneficio por ellas.
Hoy en día con el aumento de ventas, son muchos los propietarios que se están animando en poner su vivienda a la venta, sin tener en cuenta de que un inquilino puede llegar a ser el motivo de que una vivienda no se venda. Por lo que deberían planificarlo con antelación y comunicárselo abiertamente a su inquilino para que la venta sea un éxito, con la ayuda de su inquilino. 
Si eres el propietario de una vivienda con inquilinos desea vender, básicamente tienes dos opciones. 
Opción 1: Esperar a que el contrato de arrendamiento finalice.
La mayoría de agentes inmobiliarios aconsejan poner la vivienda a la venta una vez termine el contrato de alquiler, o esté a punto de finalizar, para así preparar y acondicionar la vivienda para la venta.
Lo mejor es que  espere, ya que el inquilino no obtiene ningún beneficio por la molestia de enseñar sus objetos personales a gente desconocida, con el fin de tener que abandonar la vivienda en la que esta instalado si deciden comprarla, por ello es posible que no pongan de su parte, para facilitar las visitas de compradores a su casa.
Opción 2: Vender mientras el inquilino todavía está allí
Mantener a sus inquilinos en su casa durante el proceso de venta, puede ser beneficioso al obtener una rentabilidad de la vivienda mientras esta se encuentra a la venta, siempre y cuando tengas una buena relación con ellos. 

Hay que hacer lo posible para que el inquilino colabore en la venta. Haciéndole más fácil la convivencia en la vivienda durante el proceso de venta, bien bajándole el alquiler durante los meses que  la vivienda está a la venta, o bonificarle por la venta de la vivienda, una buena idea sería pagarle los gastos de la mudanza.

Avise con tiempo al inquilino de las visitas de compradores a la vivienda, para que la tenga acondicionada para la venta.

También es importante llegar a un acuerdo pactando un plazo con el inquilino, para que puedan encontrar otra vivienda donde mudarse una vez se venda la vivienda. Ya que a nadie le gusta que sea avisado que en pocos días tenga que desalojar su vivienda.

Todo depende del tipo de inquilino que tenga, si ve que podría ponerle muchos problemas por la venta, simplemente deje que finalice el contrato de alquiler. Ya que los primeros días que pone su vivienda a la venta son cruciales, será cuando mas visitas reciba y cuando mejor impresión debe causar su vivienda en el mercado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *